Trucos y consejos para dejar de fumar

En términos generales, se podría decir que casi todos los fumadores se han planteado, al menos alguna vez, dejar el vicio tan horrible del tabaco. Se calcula que unos 900 millones de personas en todo el mundo están enganchados al consumo de cigarrillos diarios.

En España, por ejemplo, según las estadísticas podría haber un 30% de la población que es adicta al tabaco. Aunque la cifra pueda parecer baja, la realidad es que el tabaco es una sustancia que mata cada año a millones de personas, por lo que toda cifra (por pequeña que sea) debe parecernos alta.

En el post de hoy queremos ayudaros a dejar de fumar y a recuperar la salud de vuestro cuerpo y, para ello, hemos preparado algunos trucos y consejos que os pueden ayudar a la hora de dejar el consumo de tabaco.

Lo principal a la hora de enfrentarnos a este tema es saber cuál es el motivo que nos impulsa a fumar: estrés, presión social, placer… Este será nuestro punto de partida y, a partir de donde construiremos una vida sin tabaco.

dejar-fumar-cigarrillos-electronicos

Estrés

Para aquellas personas que sufren estrés y utilizan el cigarrillo como una vía de escape, quizás lo mejor sería dejar de fumar paulatinamente. Reducir el consumo, poco a poco, para no sufrir un cuadro de ansiedad derivado del estrés que tenemos más el mono del tabaco.

Para esto, podemos simplemente fumar menos cigarrillos al día o una opción más fácil: el cigarro electrónico. Podéis consultar alguna tienda experta en el cigarro electrónico para que os aconsejen cuál sería el que se adaptaría mejor a vosotros.

Estos cigarros, además de no ser dañinos para nuestro cuerpo, nos permiten escoger la cantidad de nicotina que queremos consumir.

Presión Social

Si sois fumadores sociales, lo mejor será que dejéis de frecuentar esos lugares que os incitan a fumar. Además, tu círculo de amigos debe saber que estás dejando de fumar y decírselo a cuantas más personas nos encontremos, también nos ayudará mucho.

También sería bueno que tu círculo evitase fumar cerca de ti los primeros días. Busca rutinas que se salgan de lo normal y sal a tomar el aire o a pasear por zonas diferentes.

Placer

Creer que el tabaco es una sustancia placentera es un error que cometen la mayoría de los fumadores. Para evitar esto, debemos realizar actividades que sí sean placenteras como practicar ejercicio, salir a correr o ir a ver algún espectáculo que nos haga reír.

También podemos evitar esos lugares donde se propicia el consumo de tabaco, así como probar lugares nuevos donde se hagan cosas distintas y esté prohibido fumar.

Previous Entries ¿Qué preguntas debes hacerte antes de montar un negocio? Next Entries Cómo elegir el coche perfecto para ti